martes, 9 de noviembre de 2010

Tormenta echa siete árboles y hace volar cartones






Crónica no anunciada de Damián Cabrera


Edgar viene.

Con su baby, me dice, y con cientos de libros. Llegan domingo, día de intenso ajetreo eleccionario justo cuando en Ciudad del Este Sandra McLeod es reelegida como intendente municipal; nel after day, tutti los funcionarios municipales estaban de asueto y, cuando yo llegué al Parque Chino, allí estaban Edgar y Denis, asediados por los crackeros mirim que les pechearon su Ades de manzana.



















Voy acercándome y me pregunto por el hijito de Edgar, pero Denis es más alto que él y tiene la voz grave de un radiofonista hiperbólico.















Muchos ausentes, todos de asueto el día después. No tablones para el cartón. En CDE los cartones se sacan a las calles a las cinco de la tarde y son llevados en camiones a destinos desconocidos, pero cuesta plata. El cartón se tira a la calle y nos tiramos junto a Chan Kai Chek. Donde cientos de barrenderos deberían estar, la ausencia naranja se nota y los volantes rojos revolotean. ¿En esta ciudad no hay barrenderos? Mañana martes, cientos de barrenderos como naranjas rodando desde el mercado calles abajo, pero hoy la ciudad viuda de funcionarios públicos pyhare omanoitéva ka’úgui por la victoria de la kolo’o.

Denis, alias León, está echado al suelo pintando los cartones y los libros rodean el monumento., la gente va cayendo a cuentagotas, atraídas por las tapas kolorinches.Pasa Andres Colman, raudamente en su Jaguar KOmbinado y no llega a vernos a causa del smog kolorado post victoria, la siesta pinta desencuentros. Ya no hay tejus asayés nos dice uno de los mitaís del parque antes de irse y dejarnos su pintata kartonera. Se llama Roberto Carlos y aunque su estatura de 60 cm. lo desmiente está por cumplir 12 años.

Luego caminamos por el paseo San Blás y ya en el hotel Catedral vemos el canal 5 que las 24 horas pasa una toma quieta del Puente de la Amistad con música clásica de fondo, algo bizarro, pero no como el Chico bizarro del que nadie se anima a hablar por ahora a no ser en silencio.


Martes 9, tormenta echa siete árboles destruyendo Toyota Corolla serie limitada de periodista local y hace volar cartones por el ex aeropuerto hasta la biblioteca municipal donde hay algo más de ruido, metafísica esotérica, políglota declamadora, teatro a lo Ortiz Guerrero y purismo lingüístico, llamando a las intervenciones apaciguadoras de Edgar y León.

Allí se instala To Korre Lectura y gracias a la boa onda del Lic. Angel Cabrera Cabrera, director de la BIblioteka, empieza a llegar la gente,las radios se suman con sus noteros de turno: COncierto Fm, Radio Corpus, Radio Integración y Radio La Voz que pasan ao vivo parte del desarrollo del evento.

Con Edgar puteamos y nos cagamos de la risa, y mientras León lee sus libros de cartón –el muchacho ha pasado todo el día leyendo- el cielo da vueltas como las travestis en la plaza Mons. Van Aaken.

Damián Cabrera , cronista invitado from Tereré News


1 comentario:

  1. Me gustó muchísimo participar en este evento de los libros cartoneros. Fue una experiencia interesante la de conocer a tantos autores que editan sus libros de esta manera!
    Felicidades!

    ResponderEliminar